Alcaldesa Violeta Ruesta se va por la puerta falsa

Violeta Ruesta de Herrera

A un día de concluir su gestión, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) aprobó la vacancia de la alcaldesa distrital de Castilla, Violeta Ruesta de Herrera.
A través de la resolución N° 3760-2014 publicada la tarde de hoy, el JNE consideró que Violeta Ruesta incurrió en causal de vacancia al firmar un convenio con la Municipalidad Distrital de Sondorillo (provincia de Huancabamba) para entregar en cesión en uso el camal edil por un período de 10 años renovables, el cual terminó por favorecer a un privado: la asociación de agricultores de San Juan de Sondorillo.
Esto lo hizo el 14 de diciembre del año 2012, a pesar que la Contraloría General de la República observó el convenio entre ambas municipalidades al percatarse que la mencionada asociación de agricultores pretendía lucrar con el bien público.
En el convenio tampoco se estipuló ningún beneficio concreto a favor de la Municipalidad de Castilla, lo que le permitió advertir a los miembros del JNE que había un claro interés para favorecer a la asociación.
También se debe precisar que la asociación de San Juan de Sondorillo se constituyó un mes antes de que se pusiera en conocimiento del Concejo Distrital de Castilla el pedido de cesión en uso, con el claro interés de obtener el uso del inmueble, a pesar que ellos no formaron parte del convenio.

 

Caso H&B
La otra causal de vacancia en la que incurrió Violeta Ruesta fue por firmar una adenda al contrato de ejecución de la obra de agua y alcantarillado del sector noreste de Castilla, valorizada inicialmente por el monto de S/. 28.9 millones.
En la adenda firmada el 16 de diciembre del año 2011, se acordó autorizar al consorcio H&B el adelanto de dinero para adquirir materiales, por el monto de 5’787.776 nuevos soles, a pesar que en las bases de la licitación se especificó que no se iba a dar ningún tipo de adelanto.
Para el JNE esto no solo evidencia un favorecimiento a la empresa ganadora respecto de las que no pudieron postular porque reconocían que no podrían afrontar un contrato con tales cláusulas, sino que a su vez se genera un claro perjuicio a la municipalidad, la cual tendría que sufragar gastos no previstos y a los cuales se había cuidado de no comprometerse en las bases.
“Tal favorecimiento a la empresa contratista nos lleva a concluir que la alcaldesa Aura Violeta Ruesta de Herrera no habría cumplido con la responsabilidad que la ley le impone como máxima autoridad, de velar por el buen manejo del patrimonio municipal, situación que denota el interés directo de dicha autoridad en la celebración del contrato entre la Municipalidad Distrital de Castilla y el Consorcio H&B”, indica la resolución N° 3760-2014 del JNE.
La alcaldesa Violeta Ruesta mencionó que la resolución del JNE se da por una persecución política.
“Creo que no es oportuno (su publicación) porque ya entregué al alcalde electo toda la documentación. Ya hemos firmado el acta de transferencia. Esta es una persecución política que se ha dado en todos mis cuatro años de gestión”, finalizó Ruesta de Herrera.

This article has 21 Comments

  1. Pingback: DMPK Studies

Deja un comentario