El comandante que confirmó el desvío de fondos de la FAP para la reelección de Fujimori

Comandante FAP Elesván Bello

En medio de la controversia por la concentración de medios y las pugnas por presidir la comisión que investigará el escándalo alrededor de la irregular vigilancia policial a la vivienda de Óscar López Meneses, una noticia pasó desapercibida para la mayoría de medios de comunicación: un militar confirmaba el desvío de fondos de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) para financiar la campaña reeleccionista de Alberto Fujimori Fujimori.

El jueves 9 de enero, durante el desarrollo del juicio oral por el caso de los diarios chicha, el que fue comandante FAP durante el gobierno fujimorista, Elesván Bello, confesó que durante ese período se desviaron fondos de su institución para destinarlos a la campaña electoral.

Bello indicó que se reunió en varias oportunidades con el expresidente Fujimori (que cumple una condena de 25 años por delitos de lesa humanidad), tanto en Palacio de Gobierno como en la sede del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).

Según su declaración, el exasesor de inteligencia Vladimiro Montesinos, fue quien le solicitó que transfiriera dinero de la FAP al SIN. Los montos variaban entre 60,000 a 120,000 dólares quincenales.

También confesó que fue el propio Montesinos quien le indicó que Fujimori ordenó el desvío de fondos de las Fuerzas Armadas para el plan de reelección.

Asimismo recordó que el exasesor de inteligencia –recluido en la Base Naval– les comentó que el dinero era usado para pagarles a los medios de prensa y sacar carátulas a favor del entonces mandatario.

El nuevo procurador anticorrupción, Christian Salas, dijo esperar la máxima sanción para el expresidente Alberto Fujimori, pues lo manifestado por Elesván Bello confirma la teoría de la procuraduría basada en la culpabilidad mediata del también condenado por delitos de corrupción y lesa humanidad.

“Tenemos una teoría bastante clara (…) que involucra directamente a Fujimori, entendiendo que la orden partió de la máxima autoridad, que era él, a través de su asesor (Vladimiro Montesinos), y que involucró el desvío de fondos para financiar la campaña asquerosa contra sus opositores y garantizar su (ilegal) re reelección”, expresó.

No obstante, el abogado del exmandatario, William Paco Castillo, precisó que el testimonio de Elesván Bello “demostró la fragilidad de la acusación fiscal”, pues, en ningún momento confirmaba la orden directa de su patrocinado.

El abogado comentó que no tienen miedo al futuro careo de Fujimori con Vladimiro Montesinos, el mismo que aún no ha sido programado por la sala.

La Cuarta Sala Penal de la Corte de Lima, que juzga a Fujimori, presentó un cambio en la conformación del colegiado, puesto que salió del mismo Carolina Lizárraga e ingresó en su lugar la jueza Victoria Sánchez.

Este jueves 16 de enero a las 09:00 horas continuará este juicio.

Deja un comentario