Jorge Henderson: “Acompaño al cantante Raphael para poder decir que estuve al inicio y al final de su carrera”

Jorge Henderson

El recordado conductor del programa musical Enhorabunea, Jorge Henderson, está en Piura para acompañar al divo español Raphael en el espectáculo que ofrecerá este sábado 1 de marzo en nuestra ciudad. A ambos no solo los une el gusto por la buena música, sino también la marca que les dejó la vida al haber sido sometidos a un trasplante de hígado. Jorge y Raphael ahora son impulsores de la donación de órganos. SIN MORDAZA logró hablar con Henderson sobre este tema y sobre los trabajos que hizo en Piura durante su trayectoria en la televisión.

¿Piura fue la primera ciudad que conoció, después de Lima?
Cuando tenía 17 años, mi primer viaje fuera de Lima fue Piura. Me vine en un “Morales Moralitos”. Eso fue hace 40 años. Nunca me voy a olvidar del calor que sentí en esta ciudad. Quería sacarle el techo al hotel. No había aire acondicionado. Luego retorné a Piura para el Fenómeno El NIño de 1983; después vine como reportero del programa de César Hildebrandt. Yo pertenecía al equipo de producción de América Televisión. También fui subdirector del programa Visión, y, en otra época, productor ejecutivo de Frente a Frente, que era un programa de Alfonso Baella Tuesta. Hace 20 años que no venía a esta ciudad.

¿Usted fue un reportero de política?
Primero fui un periodista de política. He ido a Nicaragua, a las revueltas en Chile, entrevisté al presidente Alfonsín en Argentina cuando dicho país retornaba a la democracia. Esa noche que asumió el mando Alfonsín, lo contacté con César Hildebrandt en directo.

Con la conducción del programa musical Enhorabuena también marcó época…
Piura fue la ciudad de inicio de la gira de Enhorabuena. Recorrimos costa, sierra y selva; pero con Piura iniciamos las giras. Ahora esta ciudad ha crecido, ya hay mucho carro. Lo mismo ha sucedido con Trujillo.

Usted ha entrevistado a muchos artistas, pero a quiénes ha logrado conocer…
He compartido parte de la vida de José José, José Luis Rodríguez, Julio Iglesias, Juan Gabriel, Rocío Durcal, Rocío Jurado, Silvana Di Lorenzo, Pimpinela. A todos los he conocido. Recuerda que Enhorabuena tuvo 14 años en el aire. En ese tiempo recorría el mundo.

¿En los últimos días está acompañando la gira del cantante Raphael. Además de informar sobre las presentaciones, lo hace por algún otro interés?
Raphael está recorriendo el mundo. Él, al igual que yo, le trasplantaron el hígado. Si no es la última gira que hace, debe ser una de las últimas. Es importante estar cerca y observar para poder decir algún día: “Estuve presente en el inicio y en el final de su carrera”. Yo no quería perderme su presentación de ayer en Trujillo.

Mañana sábado le toca acompañarlo en Piura…
Ahora estoy en Piura para acompañarlo en su espectáculo. El domingo tiene un encuentro con las “Raphaelistas”; el lunes es el show en Lima y hasta allí lo acompaño. Me habían dicho para ir a Arequipa, pero tengo que cuidarme.

Justamente mañana cumple dos años del trasplante de hígado…
Exacto, fue en un año bisiesto.

¿Cómo evoluciona su salud?
Muy bien. Sigo dando con fuerza.

¿Después de haber vencido su dolencia, qué mensaje le puede dar a los peruanos?
El mensaje que simboliza mi vida es: “Sí se puede”. Si tienes un problema en el hígado, sí se puede resolver. Yo estuve tres años en silla de ruedas y ahora camino. Me traslado con un bastón pero no porque sea secuela del trasplante, sino porque tuve un golpe en la cabeza. Estaba en un gimnasio, y por una mala señalización ingresé a un área que no debí entrar y me caí. Los médicos decían que no iba a caminar, pero aquí sigo caminando. Estuve tres meses con andador y ahora sigo adelante. Solo me van a vencer cuando me muera.

¿En algún momento pensó en morir?
Cuando estaba en el proceso de trasplante veía gente que se abandonaba, porque cuando estás en una silla de rueda, como fue mi caso que estuve tres años, hay un momento en que quieres tirar la esponja, ya no das más. Además te someten a todo tipo de exámenes y tienes que ir a las cuatro de la mañana al seguro social para que te chequeen los pulmones, para que te saquen los dientes, porque con un diente picado no te hacen el trasplante. He pasado por todo tipo de médicos y por todas las especialidades. Yo me daba por muerto. Mi familia compró el ataúd. Los sacerdotes me dieron la extremaunción. ¡Ya me iba!, y ahora sigo adelante gracias a la donación.

¿Su hígado es de una joven?
Tengo el hígado de una chica de 20 años. Es una mujer que murió en el Cusco y su familia decidió donar su órgano. La donación es una bondad cruzada y me tocó a mi. Por eso soy un hombre agradecido de lo que dice Raphael: “Sean amables, sean donantes, sean bondadosos”. Él es reconocido a nivel mundial por ser uno de los propulsores de la donación.

¿Desde su óptica de reportero, cómo ve el nivel de los programas periodísticos?
Hay algo que le está haciendo daño a la prensa, en líneas generales, que es Wikipedia. Se recurre mucho a esa fuente, que no necesariamente es confiable. Hay muchos que copian y eso no puede ser. Cada uno tiene que tener su estilo. Ojo que eso no solo se da en la prensa escrita. A veces cuando hablan de artistas en la radio, leen lo que está en Wikipedia. Ni siquiera cambian algo el texto. ¡No sean abusivos! ¡No pueden leer literalmente lo que está allí!

Usted no es de la época del Wikipedia…
Yo no soy de esa escuela; en mi época no había Internet. En ese entonces me iba a la Biblioteca Nacional y buscaba información. Leía bastante.

Ahora está en radio Felicidad…
Así es, tengo un programa que se llama “Volviendo a casa” y se emite todos los días a las seis de la tarde.

¿Qué mensaje le puede dar a los jóvenes que quieren incursionar en la radio?
Primero que sean auténticos.Que no copien a nadie. Yo reniego cuando la gente aplaude a los seguidores de estos programas como Yo Soy. ¡Son imitadores!, no tienen talento propio. Somos piratas. La piratería existe a todo nivel, y ahora tenemos piratería en el arte con estas imitaciones. ¡No estoy de acuerdo con eso! A los nuevos periodistas les digo que sean auténticos. El que quiera hacer radio tiene que tener su estilo personal para que la gente reconozca su talento.

¿Cómo reportero de política que ha sido, cómo analiza el gobierno de Ollanta Humala?
(Silencio por breves segundos). Venía haciéndolo muy bien. Se han producido muchos cambios. Sinceramente tiene que ponerse las pilas. Una de las cosas graves es que habla poco con la prensa, y la prensa es el cuarto poder.

Texto y fotografía:
Javier Cobeñas Vega

Deja un comentario