Presidente regional de Piura inaugura puente inconcluso

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El nuevo puente San Miguel que une a los distritos de Piura y Castilla, acaba de ser inaugurado sin haberse concluido el 100% de la obra en la que se invirtió 28 millones de nuevos soles.

El presidente regional de Piura, Javier Atkins Lerggios aceptó que se trata de una obra inconclusa.

“Me complace compartir la ejecución y entrega de esta obra, que es parcial. La parte más importante que es el puente ya está, pero aún faltan completar las defensas ribereñas y es compromiso de la empresa (Consorcio Puente Viejo) terminar la obra para el 28 de febrero”, manifestó el mandatario regional.

Atkins Lerggios informó que este puente es uno de los más modernos del país, y que también podrá ser utilizado para vehículos menores, ambulancias, y bomberos, por lo cual dependerá de la Municipalidad Provincial de Piura decidir utilizarlo solo como peatonal.

En la inauguración también estuvo presente la alcaldesa de Castilla, Violeta Ruesta, quien junto al presidente regional, develaron la placa.

Características
Dentro de las características del puente destaca que la estructura tiene cables tensores de acero (pendulones) que trasladan el peso hacia los extremos y es soportado por los caisones (cilindros de concreto), situados a ambos lados del puente, y cimentados hasta una profundidad de 27 metros; lo cual le otorga seguridad ante un evento pluvial de gran magnitud, o un fenómeno sísmico.

Tres veces lo perdimos
El 12 de abril de 1891, durante un período lluvioso de El Niño, el ex Puente Viejo se cayó como consecuencia de una crecida del río. Se restauró en 1893 cuando los ingleses C.T. Findlay y H. Rathbone, de paso por Piura mostraron los diseños de dos puentes que estaban destinados al Asia, y uno de ellos quedó en Piura.

En 1981, el puente nuevamente se derrumbó cuando un camión intentó cruzarlo desde Castilla; y en 1991 fue reconstruido respetando su diseño original. Sin embargo, el 12 de marzo de 1998, el río Piura superó el caudal más alto que en El Niño de 1983, no soportó la fuerza y el vigor de las aguas y por tercera vez sus estructuras cedieron al embate de las aguas.

This article has 19 Comments

Deja un comentario