Trata de personas: Siete meses de prisión preventiva para dueño y administradora de bar

Trata de personas

 

El pedido de prisión preventiva solicitado por la fiscal adjunta provincial de Sechura, Sandra Reyes Córdova, contra Alex Luis Flores Ipanaqué (40) y Aide Jaqueline Carhuachinchay Valle (22) como presuntos autores del delito de trata de personas en agravio de Norma Cunya Avila (18), fue admitido por el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Sechura.

Los hechos sucedieron el pasado lunes cuando tras una intervención policial al bar “Mi Gaby”, ubicado en el jirón Túpac Amaru II – Nuevo Chulliyachi- Sechura, encontraron a Norma Cunya, quien se identificó en ese momento como Diana y dijo tener 17 años, ser natural de Huancabamba y haber llegado hace unos días sin el permiso ni conocimiento de sus padres.

Ante tal hecho, la fiscal de turno decide formalizar investigación por el delito de trata de personas y solicitar la prisión preventiva contra Alex Flores y Aide Carhuachinchay.

En la audiencia se supo la verdadera identidad de la agraviada y de su mayoría de edad; sin embargo, al considerar que aún se tipificaba el delito, insistió en su solicitud hasta lograr los siete meses de prisión preventiva para cada uno de los imputados.

La fiscal Sandra Reyes sustentó su requerimiento de prisión preventiva en los graves elementos de convicción que vinculan a los imputados con el delito; asimismo, el peligro de fuga o de obstaculización de la justicia, y el hecho que los imputados no acreditaron tener arraigo domiciliario.

El artículo 153 inciso 1 del Código Penal establece una pena privativa de libertad no menor de ocho ni mayor de quince para: “El que mediante violencia, amenaza u otras formas de coacción, privación de la libertad, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad, concesión o recepción de pagos o de cualquier beneficio capta, transporta, traslada, acoge, recibe o retiene a otro, en el territorio de la República o para su salida o entrada del país con fines de explotación”.

En este caso se debe concordar con su inciso 4 que prescribe: El consentimiento dado por la víctima mayor de edad a cualquier forma de explotación carece de efectos jurídicos cuando el agente haya incurrido en cualquiera de los medios enunciados en el inciso 1″.

Ahora ambos imputados deberán afrontar en prisión el proceso que se les sigue por el delito de trata de personas. Alex Flores lo hará en el penal de varones Río Seco de Piura y Aide Carhuachinchay en el de mujeres de Sullana.

 

 Foto Referencial